22 feb. 2007

La Peña Carnavalera de Lepe informa...



Ante la suspensión de la Jabá con Chocos, la Peña ha emitido el siguiente comunicado, que reproduzco íntegramente como carnvalero que soy.

La Peña Carnavalera de Lepe quiere mostrar públicamente su decepción por la actitud que ha tomado el Ayuntamiento de Lepe ante la fiesta del Carnaval, incumpliendo su palabra de apoyar en todo a la fiesta del carnaval, así como todos los actos que se derivaran de ella.
Por ello, la Peña Carnavalera de Lepe se ha visto obligada a suspender la que iba a ser la I Jabá con Chocos, por diversos motivos. Así que pedimos disculpas a todos los carnavaleros y ciudadanos de Lepe por este contratiempo, que no hemos podido evitar.

En cualquier caso, la falta de apoyo institucional también se dio durante la muestra carnavalesca de Lepe, nuestra gala, en la que tampoco vimos todo el apoyo apalabrado, sin facilitarnos en absoluto las cosas; obligándonos a vender por nuestra propia cuenta las entradas para dicha muestra entre nuestros familiares y amigos ?que, no obstante, abarrotaron el Teatro Municipal- para poder costear el viaje y la actuación de las agrupaciones de fuera de nuestra localidad ?a las que agradecemos su comparecencia y apoyo- con quienes que tampoco tuvieron el detalle de llevarles un mínimo de alimento o bebidas, teniendo en cuenta cómo de bien se nos ha tratado a nosotros cuando hemos salido de Lepe para cantar nuestras coplas.

Por todo ello y mucho más, mostramos nuestra decepción por la actuación municipal en este caso. Además, hemos visto cómo el Ayuntamiento se ha arrogado toda la organización y mérito de los actos, colgándose una medalla que no era suya, al menos en su totalidad, cuando en absoluto ha sido de esta forma, y eso nos defrauda especialmente. El éxito o fracaso del carnaval, lo asumimos nosotros con todas sus consecuencias.

Fdo. Peña Carnavalera de Lepe

20 feb. 2007

Se acabó el Manuel Lois



Efectivamente, cuartos milenios y fríkeres jiménez aparte, los rumores se han confirmado y ya ni fantasmas ni el niño de la foto ni la madre que lo parió, nunca mejor dicho, básicamente porque mi madre, la mía, me parió exactamente en lo que las imágenes muestra: un montón de ladrillos, vigas, hormigón y poco más. Ahí, sí, ahí nació el tío. Me enteré hace más bien poco tiempo de que se decía que en el Manuel Lois -el amasijo de piedras que se ve en el video- algún que otro grifota con el chungo subío había visto apariciones y otras historias que fueron centro de atención de la ¿comunidad paracientífica?, esa cosa informe en posesión de verdades trascendentales que nunca, repito, nunca se equivoca y que tacha de fascista, como poco y a las primeras de cambio, a quienes ponen en duda sus muy certeras y metódicas investigaciones.

Vista General del M. Lois antes de...

Se acabó la historia.
Y como símbolo, se fue el Hospital Manuel Lois y se fue una parte de mí, porque, quieras que no, allí vine a dar en este mundo, en esta vida. Allá también estuve convaleciente de niño de una enfermedad que ahora no recuerdo. Lo poco que conservo de aquellos, creo, 4 años míos, es el horrible sabor del agua del grifo y la leve remembranza de una pesadilla delirante, un duerm
evela aterrador que me obligó a pedir a gritos la presencia de mi abuela, que era quien me acompañaba en la habitación del centro hospitalario -no tan hospitalario, quiero decir-, pero que no pudo escuchar porque, en realidad, yo creía que gritaba a pleno pulmón y mi cuerpo sólo exhalaba un hilillo ronco de voz. Y, por último, me recuerdo saliendo de allí, de una amplia escalinata al sol de un mediodía de invierno.

El M. Lois después de... abono de abrazafarolas

Después de eso,
nada, hasta hace bien poco que descubrí toda la historia que rodeaba al Manuel Lois. Después de eso, nada, excepto mi vuelta a casa, a mi barrio. A La Pendola.
Aquí os dejo el video. Aquí os dejo el desmoronamiento y a la vez la evocación de un levísimo recuerdo, que, al fin y al cabo, es el material del que estamos hechos los humanos.
PD. La voz esa no es mía... mira que decir "tiramiento"...



Gilgamesh's nightmare

15 feb. 2007

Tontos por doquier

La cosa es que desde hace algún tiempo estos tontos por doquier, nomenclatura completa, están, obviamente, por donde quiera que vayas. Son los mismos que te hablan de ácidos acetilsalicílicos de bombas de relojería suizo-mormona-árabe y de una serie de conspiraciones que sólo ven ellos, que se inventan y que a fuerza de interiorizarlas se las acaban creyendo. No hace falta investigar mucho para saber quiénes son. Nada más abrir sus bocas, literal y figuradamente, se retratan. Los tontos por doquier son muchos y muchos a sueldo de otros tontos que no están por doquier pero que los azuzan cuales perros de presa. Lamentables, lamentables. Y son cansinos, muy cansinos. No merecen mi esfuerzo, por eso estas pobres letras. Tontos por doquier, como no hay para más, va por ustedes.
Gilgamesh in andaluz: ¡te quíh ya!

7 feb. 2007

Miércoles vs. Wednesday


Sin venir a cuento, otra vez, se asimilan, se meten en el mismo saco, ese saco de roces tangenciales. Día tras día, sin sospecharlo y sin haber caído en la cuenta de que en realidad es así, acaso sin necesitarlo, es placentero comprobarlo, conocer, conocer, conocer, aunque el tiempo es escaso, ¿no? Se contraponen porque son tan iguales que sólo puede existir uno; o porque son la misma cosa; o cosas distintas asimiladas, fundidas. Miércoles de dime y diréte, como Mercurio u Odín, intermediarios, como tantos otros.

Gilgamesh in the middle
Martes vs. Tuesday



Sin venir a cuento, haciendo de la no necesidad placentera una virtud, asimilo aquello que hace unos siglos ya asimilaron otros en su propia lengua, que luego se convertiría en otra lengua distinta. Martes, Tuesday, como ese ayer que se acaba de ir hace unos instantes, ese día guerrero por voluntad ajena. Un día en inglés, un día en español, tan distintos pero iguales en su formación, asimilados entre sí, como ya dije, por lo que nos une en el pasado de manera tangencial, cuando ya no estábamos dentro del mismo saco. Tuesday mantuvo su identidad secuestrada y Martes expandió su mente. Y aquí estamos, acaba de proclamarse Miércoles, se pasó la hora. Tanto da: volverá para muchos; para otros, todos los días son guerra.

Gilgamesh on own war