25 may. 2006

Hace años que...


...yo iba, o eso creía, para poeta. Cada tarde me asaltaba la melancolía y yo, inerme, no podía sino resistirme clavando en un papel y con mi bolígrafo eterno lo que me dictaba una parte de mi cerebro, o de lo que sea. Y de aquéllo resultó esto mismo que os presento como breve muestra de lo que significaba estar triste sin motivo aparente. Este "remember" va dedicado a los tristes hombres que murieron y no fue de amor. (Gracias, Miguel Hernández, por los ratitos pasados).



Triste

Miré las nubes de arrebol
y tan tristes estaban
que me acordé de mi corazón,
herido por mil estacas.






18 may. 2006

El espíritu fusilador

No es original, pero... ese es el espíritu fusilador de Internet: poco contenido propio y falsa hipertextualidad. Un bucle inquietante que asombra a ingenuos primerizos, que crecen a velocidad de conexión (no española) y golpes de ratón. ¿El teclado? Elemento superfluo cada vez más. Dibuja, ninja, dibuja en el aire como pájaro sin rumbo...

Ninja!

11 may. 2006

¡SÓLO ESTO, AMIGOS!










9 may. 2006


Como quiera que se acerca la romería y
el titular de este blog no es muy romero,
amén de pasar un fin de semana
un poco inquietante esquivando caballos
y música chunga en pubs y locales,
me dispongo a reciclar las neuronas.
(Gilgamesh contra su identidad)


Mama, take this badge off of me
I can't use it anymore.
It's gettin' dark, too dark for me to see
I feel like I'm knockin' on heaven's door.

Knock, knock, knockin' on heaven's door
Knock, knock, knockin' on heaven's door
Knock, knock, knockin' on heaven's door
Knock, knock, knockin' on heaven's door

Mama, put my guns in the ground
I can't shoot them anymore.
That long black cloud is comin' down
I feel like I'm knockin' on heaven's door.

Knock, knock, knockin' on heaven's door
Knock, knock, knockin' on heaven's door
Knock, knock, knockin' on heaven's door
Knock, knock, knockin' on heaven's door

(by Robert Allen Zimmerman,
alias el gran Bob Dylan)

4 may. 2006

Absurdum Productions lo tira, lo borda, se emplea a fondo y ahí está Absurdum Productions liándola, marcando época (y paquete), haciendo un mundo de donde no lo hay y presentando...






Hattpireus
La historia más idiota y entrañable del mundo (más entrañable incluso que Bambi)

(III)

Enseguida que nos juntábamos en el campo de al lado de mi casa, Rabanito ya quería hacerse una casita, para lo cual, con su propio cubo y palita de la playa, se ponía a aplanar la tierra; Lolito y Gaznatito no dudaban en montar la casa ellos, aunque el Gaznatito siempre se escaqueaba un poco haciéndose el remolón y haciendo como quien estaba ocupado en otras cosas. Luego, Jehová pintaba sus cruces dentro de la casa. Cuando ya estaba todo listo, siempre venía Coria a quejarse de todo. Y yo, por supuesto, a vivir dentro, a jugar que yo era el marqués de Sade, de ese del que mi madre tanto me habló. Pero, claro, en estas venía rápidamente Rabanito a pedirme dos chupachups a cambio de la idea de montar la casa; luego Lolito que también quería lo suyo, y Gaznatito igual y Jehová que las cruces no eran gratis; y Coria que la casa era una birria, que en ese campo no se podía jugar y yo, cabreado, al final, le pegaba dos patadas a la puta casita y me iba a mi casa a merendar y que les dieran a todos.

Pero eran mis amigos, qué le iba a hacer.

Me gustaba estar con ellos. Con mis padres yo estaba igual de bien. Mi padre me soltaba la pasta, mi madre me llevaba a los sitios y nunca tuve un hermano cabronazo que me discutiera el número uno en el ránking de amor paterno-filial. Siempre fui el más alto, el más guapo, el más listo y el más tó (para mis padres) y todo el mundo me conocía (en casa a la hora de comer); siempre fui un niño curioso, culto, serio, responsable, racional y no me besaba porque no me llegaba, aunque cierto día lo intentara, con el resultado de un esquince cervical de tres pares de cojones.

Y del colegio (de pago), mejor no hablar, porque es que siempre he sacado sobresaliente, sin recurrir, como otros, a la historia del hijo del canguro azul. Lo único que hacía era estudiar y esperar a mi madre para que me recogiera en el colegio. Ella siempre se reunía con mis maestros antes de la salida para hablar sobre la evolución de mis estudios. Lo único raro es que venía con los labios despintados; claro, la pobre tanto hablar, tanto hablar, que hasta se le secaba la boca. Y mis maestros tan contentos, aquellos entrañables curas y su ilusión por el idioma de Baudelaire.


¿Qué diría Leonardo al respecto de
los secretos del Código Da Vinci?

La pregunta que se hace todo freak que se haya leído y creído el Código Da Vinci de Dan Brown ya tiene respuesta. Acudid a las mismas fuentes esenciales. Ante ustedes, Leonardo Da Vinci lo cuenta todo.
(By Álex de la Iglesia)



2 may. 2006

Lopera's Adventures!


Este video es sencillamente espectacular. Una recreación de lo acontecido cuando el Betis se iba a la quiebra y Don Manué no dudó en sacar la chequera para pagar las deudas del club verdiblanco. Lo peor (lo mejor) es que está protagonizado por EL PROPIO LOPERA y sus consejeros...
"Llama ar banco y dile que no sierre, que llame a Madrí y que hagan una transferensia de setesiento millone". Antológico.



Otro fin de semana de esos
en que el reggaeton se mezcla
con las sevillanas y urge la necesidad
de una cura de desintoxicación a
cargo del amigo Sinatra.
(Gilgamesh in the ghetto)

Fly me to the moon
Let me sing among those stars
Let me see what spring is like
On jupiter and mars

In other words, hold my hand
In other words, baby kiss me

Fill my heart with song
Let me sing for ever more
You are all I long for
All I worship and adore

In other words, please be true
In other words, I love you



(By Frankie Blue Eyes, of course)