25 abr. 2006

Absurdum Productions continúa en racha y sigue presentando...




Hattpireus
La historia más idiota y entrañable del mundo (más entrañable incluso que Bambi)



(II)

Me llamo Hattpireus Luthor Furterino. Sí, lo reconozco: mi nombre es un poco raro, bueno, un mucho raro. Me lo pusieron mi padre y mi madre cuando, para variar, estaban borrachos. Por lo visto, fui concebido en Grecia, tierra de Poseidón, Ares, Kavafis, Eleftheropoulos, Tsartas, Vryzas y Charisteas... y por parte del OFI de Creta.

En cualquier caso, mi vida comenzó unos nueve meses después de aquel desliz portuario en el Pireo. Y ya tenía ganas, porque a mí berreando no me gana nadie. Estuve tres días seguidos llorando a pleno pulmón para celebrar mi nacimiento. Cuenta una leyenda no confirmada que, hartos de mí, en el hospital se propusieron hacerme callar y sólo lo consiguieron después de deslizarme en la leche que había de beber una "perolita jashi", según me contaron. Aún hoy sigo buscando el significado de aquella mágica pócima, proveniente de tierras morunas, según me han contado algunos.

Mi historia, la que les propongo contarles con permiso de mi amigo el juntaletras, no es que dé mucho de sí, ni de no. Creo que soy una persona bastante normal, aunque escuchen otra cosa por ahí. Si es que me tienen envidia. Ya lo dice mi padre, que la envidia es mu mala. Imagínense a un inglés que ha aprendido el español en las refinadas romerías de la provincia de Huelva y así es como me lo dice. Y todo porque mi padre se forró el riñón sacándole las perras, (y las gatas) a la gente de aquí, ávidas por taparse la cabeza con los exclusivos productos de la sombrerería de mi padre. Por eso y porque allá donde voy a comer con mis amigos me pido un filete con patatas, arroz y un huevo frito. Siempre lo mismo, porque es que no me gusta otra cosa. Bueno. Otras cosas sí que me gustan pero ya imaginan a qué me refiero. De pequeño me juntaba con una pandilla de amigos de lo más variopinta: estaban el Rabanito, el Gaznatito, Jehová de Jesús (cuyos padres eran unos religiosos no muy informados), Lolito Andrew (otro medio británico como yo) y José Coria (del Río).

El Rabanito era el más alto de todos nosotros y el más cabezón también. Tenía un primo al que no queríamos ni ver porque era un zorrón que nos robaba las chucherías sin darnos cuenta. El Gaznatito era el mayor de todos, y siempre quería ir a pescar, y no se quitaba sus gafas ni para ducharse. Jehová de Jesús, como sus padres, era muy creyente, pero en los dineros, porque siempre estaba pidiendo. Lolito Andrew era el más pardillo y se dejaba manipular por todos los demás, especialmente por el Gaznatito. Todos lo engañaban y es que era más tonto que mandarlo hacer. Lolito tenía una hermana, que tenía de medio novio al José Coria, con lo que cada dos por tres estaban se agarraban a piñas sin venir mucho a cuento.


24 abr. 2006

New york, New york


Ciertamente, hay veces que me siento tan cerca como lejos de allí que... me (le) dedico un homenaje musical, gentileza del crooner, porque, ciertamente, estoy harto de las músicas, en plural, del fin de semana. Puta lacra del reggaeton. Aprendan, impostores.
(Gilgamesh contra el fin de semana)

Start spreading the news, I'm leaving today

I want to be a part of it - New York, New York
These vagabond shoes, are longing to stray
Right through the very heart of it -
New York, New York

I wanna wake up in a city, that doesn't sleep
And find I'm king of the hill - top of the heap

These little town blues, are melting away
I'll make a brand new start of it - in old new york
If I can make it there, I'll make it anywhere
It's up to you -
New York, New York

New york,
New York
I want to wake up in a city, that never sleeps
And find I'm a number one-top of the list, king of the hill
A number one

These little town blues, are melting away
I'm gonna make a brand new start of it - in old new york
And if I can make it there, I'm gonna make it anywhere

It up to you -
New York, New York

(By Frankie Blue Eyes)


18 abr. 2006

¿Reflexión?


La típica tontería que te suelen mandar, después de ser reenviada a 250.000 personas.Es el contenido de una presentación de Powerpoint (o Impress, si eres de la peña Open Office). Dice así:

LA TIERRA EN MINIATURA

Si pudiésemos reducir la población de la Tierra a una pequeña aldea de exactamente 100 habitantes, manteniendo las proporciones existentes en la actualidad, sería algo como esto; habría:

57 asiáticos;
21 europeos;
4 personas del oeste (tanto norte como sur);
8 africanos.

52 serían mujeres;
48 hombres.

70 no serían blancos;
30 serían blancos;
70 no cristianos;
30 cristianos;
89 heterosexuales;
11 homosexuales.

6 personas poseerían el 59% de la riqueza de toda la aldea y los 6 (sí 6 de 6) serían norteamericanos.

De las 100 personas 80 vivirían en condiciones infrahumanas.

70 serían incapaces de leer;
50 sufrirían de malnutrición;

1 persona estaría a punto de morir;

1 bebé estaría a punto de nacer;

Sólo 1 (sí, sólo 1) tendría educación universitaria.

En esta aldea habría 1 persona con ordenador.

Si nunca has experimentado los peligros de la guerra, la soledad de estar encarcelado, la agonía de ser torturado o las punzadas de la inanición, entonces estás por delante de 500 millones de personas.

Si puedes acudir a la iglesia sin temor a ser humillado, arrestado, torturado o muerto... entonces eres más afortunado que 3.000 millones (3.000.000.000) de personas en el mundo.

Si tienes comida en la nevera, ropa en el armario, un techo sobre tu cabeza y un lugar donde dormir, eres más rico que el 75% de la población mundial.

Si guardas dinero en el banco, en tu cartera y tienes algunas monedas en la mesita... ya estás entre el 8% más rico de este mundo.